Skip to content

CARNE DE POTRO

Caballo desde que nace hasta que muda los dientes de leche, que, generalmente, es a los cuatro años y medio de edad.

Ventajas de consumir carne de potro

Como hemos mencionado anteriormente, son numerosos los beneficios y bondades asociados al consumo regular de carne de potro, adecuada para personas de todas las edades y estados de salud.

Rico en hierro

La carne de potro es reconocida por su significativo aporte de hierro. No solo contiene cantidades elevadas de este mineral, sino que su calidad y fácil absorción por el cuerpo lo hacen especialmente destacable.

Baja en grasas

Otro punto a favor es su reducido contenido graso. Con porcentajes menores de grasa en comparación con carnes como la de pollo y pavo, conocidas por su baja proporción de grasas, la carne de potro se vuelve ideal para estilos de vida saludables y programas de pérdida de peso.

Ideal para deportistas

Además de su bajo contenido graso y alto nivel de hierro, la carne de potro se destaca por su alta concentración de proteínas, siendo una elección óptima para el desarrollo muscular, idónea para culturistas y deportistas de alto rendimiento.

Rica en minerales y vitaminas esenciales

Entre sus beneficios se encuentra su rico aporte de minerales y vitaminas fundamentales, como la vitamina B, fósforo y magnesio, que son indispensables para el organismo.

Información nutricional

Carne de potroPor 100g de producto
Calorías95kcal
Proteínas25g
Carbohidratos0g
Grasas1,2g
Magnesio25mg
Hierro5mg
Colesterol40mg

La carne de potro es una de las grandes desconocidas en España, no hay tradición en la mesa con ella, peros sus propiedades y beneficios son excelentes para el organismo y, sobre todo, nuestros músculos si levantamos pesas. Además de ser conocida por su excelente sabor, se trata de una carne roja muy baja en grasas: 100 gramos de carne de potro contienen alrededor de 100 kcal. Rica en ácidos grasos esenciales, hierro de fácil asimilación y un gran aporte de proteínas, vitaminas y minerales, como fósforo, cobre, zinc y magnesio. 

La carne es suave y jugosa, siendo principalmente agua (constituyendo alrededor del 80% de su estructura) y se distingue por su alto contenido de proteínas. En el caso del potro, su cantidad de grasa es mínima, aportando menos de 100 calorías por cada 100 gramos.

Settings