Skip to content

CHULETA DE CERDO

El carré de cerdo se obtiene de la zona cercana al espinazo y generalmente incluye parte de una vértebra y la correspondiente costilla. Este corte se divide comúnmente en chuletas individuales.

Las chuletas de la sección más cercana a la cabeza del cerdo, conocida como cabeza de lomo, son especialmente tiernas y magras. Por otro lado, las chuletas de la sección inferior, llamada lomo bajo, tienden a ser un poco más secas.

Aunque estas chuletas pueden parecer un poco menos jugosas que las de otros animales, se puede lograr retener su jugosidad al sellarlas primero en la sartén y luego finalizar su cocción en el horno.

Existen diversas maneras de preparar estas chuletas: desde cocinarlas a la plancha, empanadas y fritas, hasta hornearlas, asarlas a la parrilla o acompañarlas con diferentes salsas. Además, hay una variante famosa conocida como ‘chuletas de Sajonia’, que son chuletas de cerdo ahumadas y reconocidas por su sabor distintivo.

Las chuletas de cerdo a menudo se ofrecen marinadas para realzar su sabor. Dado que la carne de cerdo generalmente requiere más tiempo de cocción que la carne de ternera, lo que podría resultar en una carne seca, a veces se sumergen en salmuera para mantener su jugosidad.

Estas chuletas se encuentran disponibles tanto frescas como ahumadas en el mercado, ofreciendo opciones para diferentes preferencias de sabor y métodos de cocción.

RECETAS DE CHULETA DE CERDO

CHULETAS DE CERDO EN MIEL Y AJO

INGREDIENTES

  • Chuletas de cerdo, 4
  • Sal, a gusto
  • Pimienta, a gusto
  • Ajo en polvo, 1 cucharadita
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Manteca, 1 cucharada
  • Ajo, 6 dientes
  • Miel, 1/4 taza
  • Agua o caldo, l 1/4 taza
  • Vinagre de arroz o de manzana, 2 cucharadas

PASO A PASO

Precaentar el asador del horno (o la parrilla) a fuego medio-alto. Sazonar las chuletas con sal, pimienta y ajo en polvo justo antes de cocinarlas. Caliente el aceite en una sartén o sartén a fuego medio alto hasta que esté caliente. Dore las chuletas por ambos lados hasta que estén doradas y bien cocidas (alrededor de 4-5 minutos por cada lado). Pasaralas a un plato y reservar.

Reducir el fuego a medio. Derrita la manteca en la misma sartén, raspando los pedacitos dorados del fondo de la sartén. Saltee el ajo hasta que esté fragante (alrededor de 30 segundos). Agregue la miel, el agua y el vinagre. Aumente el fuego a medio-alto y continúe cocinando hasta que la salsa se reduzca y espese un poco (alrededor de 3-4 minutos), mientras revuelve ocasionalmente.

Agregue la carne de cerdo nuevamente a la sartén, rocíe generosamente con la salsa y ase a la parrilla durante 1-2 minutos, o hasta que los bordes estén ligeramente carbonizados. Adorne con perejil y sirva sobre verduras, arroz, pasta o con una ensalada.

CONSEJOS ADICIONALES PARA LAS CHULETAS

Para unas chuletas de cerdo más jugosas:

  • Tanto las chuletas con hueso como las sin hueso funcionan bien.
  • El truco está en sazonar las chuletas con la salsa de ajo y miel justo antes de cocinarlas para mantener su ternura y jugosidad.
  • Dóralas durante unos 4-5 minutos por cada lado hasta que estén crujientes y doradas.
  • Los jugos naturales de las chuletas se mezclan con la salsa mientras se cocinan, agregando aún más sabor y una cantidad extra de salsa deliciosa para servir junto con el cerdo.
Settings