Skip to content

SOLOMILLO DE CABALLO

Esta es la sección más apreciada. Es una carne magra, suave y jugosa con una forma cilíndrica. Se encuentra en la parte inferior interna del lomo. Se divide en tres secciones: la cabeza, el centro y la punta. Perfecta para cocinar a la plancha, a la parrilla, frita, asada o para un delicioso roast-beef.

El solomillo de caballo es considerado un plato gourmet y uno de los más saludables y exquisitos en la mesa tradicional española.

La carne de caballo se destaca por ser la más saludable entre otras variedades. Es especialmente rica en hierro y en hidratos de carbono, proveniente de animales que se alimentan naturalmente en áreas de pastoreo en el campo.

RECETAS CON SOLOMILLO DE CABALLO

SOLOMILLO AL HORNO CON PAPAS

INGREDIENTES

  • 2 Solomillos de potro gallego
  • 400 g de castañas
  • 1 cebolla
  • 8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Romero
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen

PASO A PASO

Comenzamos atando la carne de potro con romero utilizando un cordón de cocina. Aunque es opcional, este paso facilitará los cortes posteriores.

Sazonamos al gusto con sal y pimienta, y luego untamos la carne con aceite de oliva virgen, asegurándonos de cubrirla completamente con la sal y la pimienta.

En una bandeja apta para horno, disponemos cebolla cortada en juliana, ajos picados y castañas.

Colocamos la carne en la bandeja y añadimos un vaso de vino.

Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 200ºC.

Dejamos que se ase durante 10-15 minutos, luego reducimos la temperatura a 180ºC y continuamos la cocción durante otros 30 minutos. Es conveniente voltear la carne a la mitad del tiempo de cocción.

Una vez que esté lista, retiramos la bandeja del horno y dejamos reposar la carne durante unos minutos. Para presentar el plato, cortamos los solomillos en rodajas transversales y los disponemos en el plato junto con un par de castañas.

Finalmente, vertemos la salsa resultante de la cocción del horno sobre la carne utilizando una cuchara.

SOLOMILLO CON SALSA OPORTO Y PATATAS

INGREDIENTES

  • 4 medallones de solomillo de potro
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 3 cdas de nata líquida
  • un vaso de oporto
  • sal y pimienta
  • 4 patatas medianas
  • sal en escamas
  • aceite de oliva
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 2 ajos

PASO A PASO

Comenzamos preparando 4 patatas, asegurándonos de lavarlas a fondo sin quitarles la cáscara. Realizamos cortes finos en rodajas a lo largo de las patatas, teniendo cuidado de no llegar hasta el fondo. Un truco útil es usar un cucharón como guía al cortar, colocando la patata sobre él para evitar cortar hasta el final.

Una vez las patatas estén cortadas, las disponemos en un recipiente apto para horno. Precalentamos el horno a una temperatura de 200ºC.

Pelamos dos dientes de ajo y los cortamos en láminas delgadas. Distribuimos algunas láminas de ajo entre las rodajas de patata, alternando su ubicación sin la necesidad de poner en todas las aberturas.

A continuación, agregamos sal en escamas, pimienta molida y un chorrito de aceite sobre las patatas. Para finalizar, añadimos una cucharada de mantequilla sobre cada una.

Introducimos el recipiente al horno y dejamos cocinar durante aproximadamente 20 minutos, ajustando el tiempo según el tamaño de las patatas. Estarán listas cuando estén bien cocidas y doradas por fuera.

Ahora nos enfocamos en la preparación del solomillo. Disponemos de 4 medallones que vamos a envolver con lonchas de jamón y asegurar con hilo de cocina para mantener su forma y presentación.

Calentamos una sartén a fuego alto con un poco de aceite. Una vez caliente, reducimos el fuego y cocinamos los medallones a la plancha a fuego lento, permitiendo que se cocinen hasta alcanzar el punto deseado.

Una vez listos, los transferimos a un plato, retiramos el hilo, sazonamos con sal y pimienta, y reservamos.

En esa misma sartén, vertemos una medida de oporto y desglasamos los jugos y sabores que quedaron. Una vez obtenida la salsa, incorporamos dos cucharadas de nata para darle consistencia, mezclamos bien y retiramos del fuego. Esta salsa la vertemos sobre los medallones de solomillo antes de servir.

Settings